Nuestra Membresía

Pacto de Membresía a Iglesia Vertical


Habiendo sido guiado con certeza por el Espíritu de Dios (Romanos 5: 5), para recibir a Jesucristo como mi Señor y Salvador, (Romanos 8:14, 10: 9-10, Juan 3: 8) y bajo profesión de mi arrepentimiento hacia Dios y fe en el Señor Jesucristo, habiendo sido bautizado por inmersión en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, me comprometo con la ayuda del Espíritu Santo; A caminar con vosotros en amor cristiano; Esforzándome por el progreso de esta Iglesia, en conocimiento, santidad y simpatía – dispuesto a gastar mi vida en el servicio del Señor Jesucristo y de mis hermanos y hermanas, y si mi Señor me lo requiriere, dar mi vida por causa del evangelio; (Gálatas 5: 13-16, Romanos 8:13, 16: 3-4, Hechos 15:26, 1 Juan 3:16, 2 Pedro 1: 2-8, 3:18) promover la prosperidad y espiritualidad de la iglesia; sosteniendo una adoración bíblica, genuina y verdadera, observando las ordenanzas del bautismo y la cena del Señor, la disciplina y las doctrinas reveladas en la Palabra de Dios; (Hebreos 10:25, Hechos 2:42) a contribuir con alegría y regularidad con mis ingresos, según Dios me haya prosperado para el apoyo de esta iglesia, el alivio de los pobres y la expansión del evangelio a todas las naciones. (Malaquías 3: 8, 1 Corintios 9: 7-14, Gálatas 6: 6-8, Filipenses 4: 14-20, 1 Timoteo 5: 17-18, Hebreos 13: 15-17)

También me comprometo a mantener devocionales familiares y privados; a educar bíblicamente a mis hijos; a buscar la salvación de mi familia y de mis conocidos; a ser celoso en mis esfuerzos por avanzar el reino de mi Salvador (2 Timoteo 3:15, Génesis 18:19, Deuteronomio 6: 6-8, Efesios 6: 4); a caminar con un testimonio digno ante el mundo; a ser justo en mis tratos, fiel en mis compromisos, ejemplar en mi conducta, absteniéndome de toda apariencia de malicia; (2 Corintios 6: 3-10, Efesios 5: 15-16, Colosenses 3: 13-17, 1 Tesalonicenses 4: 11-12, 5:22) y a evitar toda maledicencia, chisme, e ira injusta (Santiago 1 1 Tesalonicenses 3: 10-15, 1 Pedro 4:15, Proverbios 6: 16-19, 8: 3, 3, 13; 26:20).

Me comprometo a velar por ustedes, mis hermanos y hermanas, en amor fraternal; (Mateo 22: 37-39; Juan 13: 34-35; 1 Juan 3:18; 4:11; 2 Pedro 1: 5-8; Romanos 5: 5; 12: 9-10; 1 Corintios 13: 1- 7, 2 Corintios 8: 7-8, Gálatas 5: 6,13-14, Efesios 4: 2, 15-16, Colosenses 3:14) a recordarles en la oración; a ayudarles en la enfermedad y la angustia; a cultivar una simpatía cristiana en mi sentir y con cortesía al hablar; (1 Corintios 12:26, ​​Colosenses 4:12, 13) a tener lentitud para ofenderme, pero siempre rapidez y disposición a la reconciliación, y a ser consiente de los mandamientos de nuestro Salvador para guardarlos sin demora (Mateo 18: 15-17). También entiendo que si soy encontrado en alguna falta, estaré sujeto a la disciplina bíblica que busca mi restauración (Gálatas 6: 1, 2, Mateo 18: 15-17, Romanos 16:17, 18, 1 Corintios 5: 1 -13; 2 Corintios 2: 6-11; 2 Tesalonicenses 3: 11-14). Por otra parte, me comprometo a que, cuando me retire de este lugar, me uniré tan pronto como sea posible a alguna otra iglesia de fe y práctica semejante, donde pueda llevar a cabo el espíritu de este pacto y los principios de la Palabra de Dios. También entiendo que los miembros de Iglesia Vertical CDMX han entrado en este pacto junto conmigo, y que también ellos son responsables en guardarlo de la misma manera.